BOTES 800

Pixel de Stael nos presentan “Botes – Μποτες – Stiefel – Buty – Stivali – 부츠 – שיך…”, nuevo single.

Presentamos el quinto avance del disco debut de Pixel de Stael cuyo lanzamiento está previsto para finales de octubre.

Partiendo en busca de unas botas pérdidas Pixel de Stael construye un electrizante collage musical de inspiración dadaísta que invoca al mismísimo Tristan Tzara. Un nuevo track de electrónica “glitch pop” evolutiva caracterizado por la intermitencia y la imprevisibilidad de sus elementos. Cuantismo musical donde caben las ideas sampleadas de un filósofo, de un artista de vanguardia e incluso las de un aventurero subacuático. Gente para la que el riesgo, el error y el accidente son propulsores de la existencia. Una excéntrica odisea musical en la que la búsqueda de unas botas sirve de excusa para plasmar la fascinación que este dúo barcelonés siente por el impulso creativo que nace del colapso. 

Ahora que el mundo en el que algunos nos hemos criado parece estar despedazandose por el influjo de la nueva era digital, Pixel de Stael propone practicar el Kintsugi como remedio estimulante para reconstruir lo que se va perdiendo con mejores resultados. El Kintsugi es un arte japonés que consiste en reparar tazas rotas con laca de oro para obtener tazas sublimes. Su idea es practicarlo con herramientas musicales reciclando los ruidos de las máquinas defectuosas, que son muchas, para construir temas pop. Y evitar así volverse locos buscando “botas”. 

“El error es tener un punto de vista parcial”

Eso dice Edgar Morin (filósofo francés del pensamiento complejo) en uno de los samples disparados por Pixel de Stael dentro de este sugerente  “Botes – Μποτες – Stiefel – Buty – Stivali – 부츠 – שיך…” . Porque la mejor manera de acercarse a la realidad es mantenerse interrogativo, abierto a infinitas posibilidades y maravillarse con la incertidumbre. Por eso la letra de la canción no tiene ni pretende tener un sentido concreto, sino que prefiere hacer preguntas y abrir puertas a la interpretación. Estamos demasiado familiarizados con una experiencia del mundo prefabricada. Somos adictos a píldoras de realidad procesada y ello nos hace fácilmente manipulables. Somos como personajes atrapados en un gran poema dadá involuntario, por eso Pixel de Stael insiste en darle la vuelta a la situación construyendo nuevas realidades a partir de los deshechos de la que nos hemos cargado. Quizás de este modo recuperemos el contacto con la naturaleza. 

Nuevo video con nuevo saltador cuántico. Imagen sublime del hombre sobreponiéndose al Big Bang digital. 

El tema se acompaña por una nueva pieza videográfica presentada esta semana en exclusiva en Quasevolnit. Quinta entrega de la serie de retratos glitcheados con música de Pixel de Stael cuyos protagonistas quedan suspendidos en el aire, cual saltadores cuánticos. Imágenes sublimes del ser humano sobreponiéndose al influjo fragmentador del proceso de digitalización social en el que estamos inmersos. Realizada por la artista visual Xarlene con dirección creativa de Pixel Error (aka Marc Juvé). Efectos especiales de los estudios ARTIC (Manu Rastrollo y Vicente Villaamil). La fotografía corre a cargo de Pau Lloret y el estilismo de Valentina Consonni.  El saltador del vídeo es José Messina.

Puedes escuchar este tema en diferentes plataformas digitales siguiendo este enlace.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email