Pixel de Stael es un dúo barcelonés de pop electrónico inspirado en los “problemas técnicos” (glitch). Se divierten con las caídas del sistema usándolas para producir canciones pop. Recuperan así el espíritu vital, DIY (do it yourself) y desacomplejado del garage rock en el contexto de la electrónica doméstica en la era de internet y con nuevos medios digitales. Lo llaman música electrónica glitch-pop. Después de los avances de dos singles: “Si Fuera Por Mi – Si Ça Ne Tenait Qu’à Moi – Если бы это было до меня – それは私次第だった場合​.​.​.” y “El Món Em Vol Connectar – دنیا مجھ سے رابطہ کرنا چاہتی ہے۔ – Umhlaba Ufuna Ukuxhumana Nami…“, cuyos ingeniosos videos no paran de acumular visualizaciones en Youtube, llega ahora el turno del tercero.

Esperança – Espoir – Hope – 希望 – Eλπίδα…”, un himno glitch-pop dedicado a nuestra naturaleza. ¡Somos animales!

“La esperanza es lo último que se pierde”. Una expresión optimista cuyo origen se remonta al mito de Pandora. La mujer creada por Zeus como trampa para frustrar el plan filantrópico de Prometeo. Zeus hizo a la mujer irresistible, por eso el hermano de Prometeo se casó con ella. Poco después, Pandora, diseñada para ser inconteniblemente curiosa, destapó el ánfora prohibida, la famosa “caja de Pandora”. Se dice que aquello desató todos los “males y pesares del mundo”. Pero lo cierto es que la que fue la primera mujer en la mitología griega hizo algo heroico e inesperado, cerró la tapa justo antes de dejar escapar a Esperanza, el espíritu del optimismo. “El último en perderse”. Y para Pixel de Stael, el fundamental.

De este optimismo trata lo nuevo de Pixel de Stael. Un mensaje de esperanza enmarcado en un mundo glitch. Un track animalista que parte de una intro enigmática que sugiere una especie de Oriente en emergencia imparable con resonancias arcaicas e interferencias occidentales, saltando de golpe a un inesperado crescendo épico digno de una banda sonora del Salvaje Oeste con sintetizadores híbridos y texturas chiptune propias del siglo XXI. Música que realza la sustancia optimista que llevamos dentro en un siglo nebuloso y virtual, lleno de intermitencias, de posibles e imposibles que no llegan nunca a materializarse del todo, ese siglo donde un esquizoide Silicon Valley opera de faro del nuevo e inestable “progreso” mundial.

“Som animals, molts conscients del mal i volem parar de fer mal”. Somos animales, muy conscientes del mal y queremos parar de hacer daño. Dice la letra en catalán.

Dedicada a la Esperanza. Al empuje resolutivo. A la valentía que nos capacita para afrontar los “pesares y males del mundo”. Nos bastamos con nuestros atributos terrenales, con ellos podemos derrotar cualquier impulso autodestructivo. Solo hay que aprender a aprovecharlos. Ser más conscientes de nuestras capacidades. Recordemos ese gesto inesperado que hizo Pandora dándose cuenta del fallo y cambiando el destino que le había marcado Zeus. Y es que para Pixel de Stael no hay que subestimar nunca nuestra capacidad para burlarnos del destino.

El tema se acompaña por una nueva pieza videográfica presentada en exclusiva por la web de Monsosonoro, realizada por Pixel Error (aka Marc Juvé) y postproducción en los estudios ARTIC de la mano de Manu Rescollo y Vicente Villaamil. La fotografía corre a cargo de Pau Lloret y el estilismo de Valentina Consonni. El saltador del video es Kirian Bolinaga.

Escucha Esperança – Espoir – Hope – 希望 – Eλπίδα…” de Pixel de Stael en diferentes plataformas digitales (Spotify, Apple Music, Amazon, Bandcamp, Tidal…) accediendo a este enlace: