Después del éxito que supuso su “Maqueta nº1” (uno de los debuts maqueteros más comentados de los últimos tiempos en los foros de Internet), Odio París editaban su single debut exclusivamente en vinilo blanco de 7” y titulado “Cuando nadie pone un disco”, compuesto por dos temas, “Cuando nadie pone un disco” (letra adaptada de un poema del fallecido Pedro Casariego) y “Nada más lejos” (exclusivo para este single). Dos temas directos y contundentes, llenos de reverb que antecedía a su LP debut para El Genio Equivocado.

(…) himno pop entre el ruidismo de las guitarras y la desazón (…) Una más que notable fusión de poesía y música (…)” (Jenesaispop).