Cremeu les perles” es el LP de debut de Les sueques. Les sueques tienen resminiscencias de los grupos de riot girls, de The Fall o de la Velvet Underground, del indie de los 80s y 90s. Ruidistas o íntimas, son canciones de tempos lentos, guitarras afiladas y cadencias pesadas, matizadas con teclados de los sesenta. Las letras son himnos; a veces, de queja; y a veces, melancólicos.

El tracklist del disco está compuesto por Robot o Mirall que suenan a folk triste y brillante. Beix, Ramon y Terrorista son hits para desatarse y Monstre, Són de mi, Ningú, Geboren y S.F. son locura oscura y valiente. Después, Ganivets: palabra dura y música de azúcar. Un dos tres aparece como hidden track al final. El último grito será de les sueques. El álbum ha sido grabado en una semana por Cristian Pallejà (ex-Nisei i Fred i son) con la colaboración de Hans Laguna, y masterizado por Javier Roldón a Vacuum Mastering, Zaragoza. “Cremeu les perles” destila franqueza, luz, pena y desefenfreno.

Les sueques habían publicado un EP de cuatro temas con Repetidor disc, mezclado por Sergio de Pegasvs/Svper, que recibió muy buena acogida: música oscura e hipnótica, puesta en escena irónica, simplicidad formal contundente y letras líricas y autoritarias. Postpunk artie femenino.

Les sueques hicieron su primer concierto con esta formación en 2011 en la sala Moog y desde entonces han estado en el Poparb, el FIM Vilaseca, Heliogábal, La[2] de Nitsa, Sidecar, festival Mini de Olot, en la sala Pasternak, el Vermell y la Stroika en Manresa, el Cau de Tarragona, el Fotomatón de Madrid, entre otros.

Les sueques son Blanca, bajista y cantante; Tuixén, guitarrista; Raquel, teclista y otros instrumentos y Pau, batería (también en Tokio Sex Destruction)..