Apenas año y medio después de su celebrado debut, The Birkins regresaban a primera línea de la escena nacional con su segundo trabajo, Châteaux en Espagne (El Genio Equivocado, 2013). Un título que en el idioma francófono -al que tanto recurre la banda para sus letras- se utiliza para referirse a utopías o sueños inalcanzables, lo que en castellano vendríamos a definir como “castillos en el aire”. En palabras del grupo, el título -que también da nombre a una de las canciones- se antoja adecuado para describir este preciso momento temporal en sus vidas personales y en el país en el que viven. Se da la paradoja de que la traducción literal al castellano de Châteaux en Espagne sea “castillos en España”, una serie de opulentas construcciones repartidas por la geografía castellana en una época en la que los desahucios están a la orden del día; pero también en lo musical encuentran referencias a esos “castillos en el aire”, pues ahora que la velocidad de la información y la costumbre del público a tener acceso gratuito e inmediato a todo tipo de contenidos han hecho que los acontecimientos musicales resulten por completo efímeros y poco valorados, la dedicación y pasión que ellos ponen en el disco, tratándolo como a una obra completa, con un orden determinado de canciones y un discurso propio, podría ser perfectamente una de esas utopías a las que Châteaux en Espagne hace referencia.

The Birkins, banda formada por Dani Birkin (voz y guitarra), Cris Santana (voz), Alby Ramírez (guitarras) y Sergio Miró (batería y percusiones), grabaron los 12 temas incluidos en este trabajo en los estudios que Paco Loco tiene en Puerto de Santa María, Cádiz. A la hora de volver al estudio, los canarios no tuvieron duda alguna de que querían volver a ponerse en las expertas manos de Paco, a quien han definido como su “George Martin particular“. Para este nuevo disco, The Birkins han contado con la complicidad de Carlos de Rada en el bajo -un experto músico de sesión afincado en Suecia- y de Coré Ruiz en el vibráfono, músico que lleva colaborando con la banda en directo desde 2011. En el apartado de colaboraciones, Châteaux en Espagne vuelve a contar con Rami Jaffee (The Wallflowers, Foo Fighters, Lucinda Williams), un habitual en las grabaciones de The Birkins, en el órgano Hammond B3 en Toute Cette Lumière. También en esa canción y en La Chatte de Mon Amie, Chris Carmichael (Alison Krauss, Josh Rouse, Chuck Prophet, Quique González) aporta su buen gusto en los arreglos e interpretación de cuerdas. Otro de los nombres que figuran en la lista de créditos es el de Oskar Benas (Maika Makovski, Fermín Muguruza), uno de los grandes de la guitarra en la escena indie de nuestro país, que grabó un solo en el final de A. Rimbaud and His Long Way Home. En el apartado técnico, las mezclas en esta ocasión corrieron también a cargo de Paco Loco, que, además de producir, participa en el disco como músico. La masterización fue trabajo de Mario G. Alberni en Kadifornia Mastering y el arte y diseño del disco ha sido obra de Noemí Tejera -artista que siempre se ha encargado de las fotos promocionales del grupo- que generó un sencillo discurso geométrico que, gracias a un juego de escalas, transforma un paisaje de la costa norte de Gran Canaria en lo que podrían ser unas mitológicas montañas nevadas.

 

 .