Big Summer

El Genio Equivocado en Primavera Sound 2016 con Big Summer e Invisible Harvey y Stand en Feria Discográfica.

Un año más estaremos presentes en la Feria Discográfica del Primavera Sound con un stand (concretamente en el nº31).

Allí nos encontrarás con todas las referencias del sello a precios muy especiales. Podrás realizar tus compras cómodamente con tarjeta de crédito, y si no quieres cargar con tu compra en el festival, te lo mandaremos si deseas gratis a casa (Atención: el envío se realizará vía Correos, solo se admitirán envíos nacionales y la llegada del paquete a tu casa podria demorarse entre una y dos semanas).

Ya sabes que somos muy simpáticos y nos encanta verte, con lo que ven a saludar.

Además de Algora y Pacífico, que ya participaron en Primavera als Bars, nuestras bandas durante lo que queda de Primavera Sound Festival son:

big_summer_primavera

3 de junio: Big Summer
Sala Teatre (Macba), 12:30h

Big Summer nacen en 2013, fruto del trabajo de Vasco Batista, músico portugués afincado en Barcelona desde 2005.Su primer single, Morning Sun, en 2013, originalmente sacado como demo casera acompañado de un vídeo, resultó todo un éxito inesperado, después de ser mencionado en varios blogs y radios locales, creando un buzz interesante para Vasco, que decide entonces crear el grupo. En febrero de 2013 editan Morning Sun al fin, como su primer single oficial de la mano del sello El Genio Equivocado, y es antesala del que fue su EP debut, Bone and Arrow. Tras el adelanto que significó Out of Time, llega por fin el primer trabajo largo de Vasco, es decir, de Big Summer. El 28 de octubre de 2013 se editaba Everything is going to be OK, un trabajo grabado durante tres meses entre Seaside Studios (Barcelona), Drömfabriken (Malmö) y Urban Camping Studios (Austin, TX). Este primer LP de Big Summer era un trabajo heterogéneo, que se movía bordeando el surf-pop etéreo pero sorprendiendo también con algún guiño al punk; siempre balanceando melodías suaves y agridulces con riffs potentes y una mayor sensibilidad avant-rock; en ocasiones densas y en otras graciosas. A finales de 2014 llegaba un EP que titularía Big Summer, con 5 temas inmaculados que basculaban entre el dreampop, el folk-rock desacelerado y el rock aspero con tintes grunge que aportaba uno de los temas, Black Fly, y que junto al instrumental Grandiose se convertirían en la principal novedad estilísticamente hablando de este trabajo. Será en abril de 2016 cuando el grupo regrese con nuevo trabajo, “Trigger”, realizado ya con los nuevos miembros, Raimon, Albert y Yuse. “Space Invader” fue el primer single y venía acompañado por un videoclip realizado por Yuse Riera que puedes disfrutar aquí. Si el primer trabajo de Big Summer (Everything is going to be OK) nos aseguraba de que todo terminaría bien, su nuevo trabajo nos sugiere precisamente lo contrario. Con este disco, Big Summer discurre por un camino diferente, acercándose a una estética más recóndita y experimental, oscura y por momentos angustiante. Líricamente se sigue hablando de los mismos temas de antes, relaciones amorosas fallidas, amistades que se disipan, luchas interiores y tensión sexual, pero a nivel melódico se nota una nueva madurez en Big Summer, con un toque rock mucho más pronunciado y guitarras mucho más distorsionadas. Esta vez Vasco Batista se hace cargo de casi la totalidad de la grabación, contando con la ayuda de Petter Bengtsson (Case Conrad) a la batería. Para este disco Vasco ha usado más guitarras, más efectos y menos teclados que en Everything is going to be OK: otra indicación de que Big Summer se están haciendo rockeros. Grabado durante el verano de 2015 en Seaside Studios (Barcelona) y Drömfabriken (Malmö) y masterizado por Shorn Keld (Orto Grut). El disco se publicaba el 8 de abril con el sello barcelonés El Genio Equivocado. Puede ser que después de años escribiendo la banda sonora de nebulosos veranos hipsters, Big Summer se han relajado y han grabado un gran ‘jodete’ al mundo, en una manera verdaderamente punk.

Escucha “Triggeraquí.

Invisible_harvey_primavera

4 de junio: Invisible Harvey
Sala Teatre (Macba), 12:30h

Invisible Harvey es un divertido filme protagonizado por el actor James Stewart, donde un entrañable personaje se pasea con un conejo gigante que sólo ve él. Sin embargo, desde hace unos años, también es el escondite del guionista, director de cine y músico Dimas Rodríguez Gallego. Un proyecto de pop con el apoyo de un inseparable dúo de cuerdas (Joan Gerard TorredeflotJoange” y Núria Maynou) y que este barcelonés combina con su actividad como guitarrista en grupos como La Banda Municipal del Polo Norte. “Experto en mirar techos“, “La puerta giratoria“, “El hijo del Hombre Bala se va vacaciones” o “El año dormido” definen el disco “La puerta giratoria”, primer libro de canciones que Invisible Harvey ha grabado este año en el estudio Caballo Grande, producido por los músicos Cristian Pallejà y Ferran Resines. Historietas que mezclan sentido del humor, una pulsión romántica y personajes insólitos y que Pallejà y Resines han vestido con una atmosfera onírica y dulce, donde conviven melotrones con trompetas, cuerdas detallistas y guitarras empujadas por un hipnótico tremolo. Todo urdido en unas cuantas sesiones repartidas de manera aleatoria a lo largo de varios meses del 2015 y finalizadas justo cuando el verano  comenzaba a colarse por la puerta del estudio de Les Corts con orgullosa, satisfecha, insistencia. La idea era hacer un disco de cuentos inventados o de películas que nunca podrán realizarse (por falta de presupuesto de los interesados). Abrir una generosa ventana entre los guiones y las canciones y hacer la vista gorda cuando los personajes de ficción se colaran por las partituras. Así, el frontman visceral que defiende ante una fan su “credibilidad callejera” y le oculta su miedo real a vivir se mezcla con aquel cantautor rabiosamente político que no sabe cómo enamorar a esa chica que sólo escucha odas de folk encantado. Y qué decir del melancólico hijo del Hombre Bala que cruza los frondosos pantanos acompañado de un grupo de cazadores de caimanes. O del melómano que descubre confundido que su artista favorito ha colocado águilas en los versos de su nuevo single. ¿Y aquel noctámbulo que sintoniza por culpa del insomnio una extraña emisora, Lenina FM, donde la locutora se pone a llorar en directo….? Mientras, de fondo, se suceden numerosos discos, espejos a los que acudir para pedir consejo, rescatar algún acorde, apoyar la cabeza sin preocuparse de nada más: Jon Brion, Epic Soundtracks, Orange Juice, El Niño Gusano, los Clem Snide de “The Ghost of Fashion”, los Wilco del “Being There”, The Band… El diseño de la portada corresponde a Ari Fleck y la maquetación a cargo de Eugeni Vila. En fin, la primera página del cuento ya está abierta. Érase una vez, “La puerta giratoria”…

Escucha “La puerta giratoria” aquí.